Ciudadano del Mundo

Querido(a) _______________________:

Las historias que leerás a continuación las escribí especialmente pensando en ti, porque formas parte de este país y eres un ciudadano  del mundo. Seguramente, te cuestionarás por qué es tan importante la lectura y qué trascendencia tiene conocer lo que aprenderás en estas páginas; sólo tú valorarás lo fundamental que pueden ser las historias de este libro, de acuerdo con la forma como las entiendas.

No podrás creer todas las injusticias y las atrocidades que viven personas de todo el mundo, pero leerás las narraciones relacionadas con estos temas en los libros, y también te las contarán tus profesores en clases e, incluso, las verás en las películas y en tu vida cotidiana.

Ante las malas acciones, la voz de la humanidad y la paz se ha hecho escuchar frente a la esclavitud, la ignorancia y la guerra; sin embargo, aún hay muchos conflictos.

Tal vez has oído hablar de la delincuencia, el bullying, el robo, la extorsión y los secuestros, pero la sociedad va aprendiendo de sus errores. Cada vez son más las personas que, por decisión, han evitado caer en esas acciones conflictivas y denigrantes.

¿Podrías creer que en algún momento de la historia no se respetaba el derecho a la vida; que había personas que, por nacer en una situación distinta a la de otras, no eran libres y vivían sometidas al poder de quienes nacían en mejores condiciones; o que las mujeres no tenían los mismos derechos que los hombres?

Antes de que nacieras e, incluso, antes de que tus papás y abuelos llegaran a este mundo, hubo personas que defendieron y dieron sus vidas para que los seres humanos pudiéramos ser reconocidos como tales.

Actualmente, es un derecho nacer y ser libres e iguales en dignidad y derechos; una vez teniendo razón y conocimiento de ello, debemos comportarnos fraternalmente con los demás.

Espero que consideres la vida como un hermoso regalo que hemos recibido, algo que todo ser humano debe disfrutar sin fijarse en las diferencias, respetando a los demás, pero, sobre todo, a sí mismo.

Sócrates, un filósofo de la Grecia antigua, dijo que los individuos no nacemos dotados de valores, éstos se aprenden a través de la vida, cuando se empieza a escoger entre el bien y el mal. Por esto, quiero compartirte pequeñas experiencias que te enriquecerán como persona y te ayudarán a ser un buen ciudadano del mundo, porque sé que tú quieres serlo.

Tomaré una carta del mazo  de la lotería y te contaré la primera de 54 historias. Todas tienen un valor y significado especial en mi vida, y espero que lo tengan también en la tuya.

El juego de la lotería ha comenzado: las personas tienen el frijol en sus manos y están listas para escuchar al que va a  cantar las cartas.
¿Escuchas la voz que dice: “inicia”?