Efecto Espejo

                       por Patricia León Santacruz

Los hijos tienden a imitar las acciones de sus padres. Hablan como ellos, gesticulan como ellos y repiten las conductas que a diario ven en casa.

Aquí vemos como los padres en muchas ocasiones son incongruentes. Bien les pueden decir a los hijos que tienen que ser personas honradas, pero, por otro lado, cuando alguien llama por teléfono o tocan a la puerta le piden al hijo/a que diga que no están. También puede ser cuando pregonan los padres que ensañan orden y respeto a sus vástagos, y lo que los niños ven es que su mamá no se para en la cola de las tortillas, o que su papá se intercala en la cola de los boletos aprovechando que encontró a un conocido.

Así podríamos enumerar múltiples ejemplos, o usted nos podría compartir algunos que ha experimentado con el primo de un amigo. Estoy segura de que usted nunca ha hecho algo así, pero conoce a otros que lo hacen.

Pues como los hijos están en un proceso de formación y hay tanto que aprenden por imitación, lo invito, querido lector, a que adopte el hábito de la lectura. Los niños van a imitar lo que ven en casa. Si ellos ven a sus padres con un libro en las manos; si ellos ven que sus progenitores disfrutan de los libros, lo más probable es que usted esté ayudando a formar el hábito de la lectura en sus hijos.

¡Muchas felicidades!