Haz la mejor jugada, no la movida más rápida.

Foto: JIAYING GRYGIEL

Una policía de Seattle estableció un club de Ajedrez para niños

De acuerdo al artículo de J.  Grygiel,  publicado el 1o. de julio en http://www.seattleschild.com, en la ciudad de Seattle, en los Estados Unidos la detective de la policía Denise Bouldin, estableció un club de ajedrez para niños. El objetivo de esta actividad es el enseñarle a los niños a tomar buenas decisiones, tanto en el juego como en la vida.

“El juego del ajedrez siempre es de estrategia, dijo A. Dolal, un adolecente que ha jugado ajedrez. Piensas antes de moverte, ves si es una jugada buena o no lo es. Con la vida es lo mismo.”

Este muchacho empezó a jugar ajedrez en este club cuando estudiaba 4º grado de primaria. Ahora está por terminar la secundaria y sigue participando.

“El ajedrez tranquiliza mi mente” comentó Dolal, “si estoy estresado, lo traigo en mi teléfono, lo traigo en todos lados.”

La detective Bouldin arrancó el club de ajedrez hace 12 años con 3 niños. Todos le decían que no iba a funcionar. Actualmente, tiene dos tardes a la semana en la biblioteca con varias docenas de participantes, además de tener a 270 alumnos de dos escuelas de la zona. Las habilidades que los jóvenes aprenden al jugar ajedrez les sirven para la vida. El asunto es conseguir que se concentren y que no se muevan tan rápido. Muchas veces, dice la detective Bouldin, los chicos tienen el hábito de ver algo y lanzarse por ello. Tienen que aprender que podría ser una trampa. Tienen que aprender a hacer la mejor movida, no la más rápida.

“Si eres rápido para tomar una decisión, podrías perder tu reina. En la comunidad, si rápidamente te involucras con algo, como robar; si eres muy rápido para hacer esas cosas, va a haber consecuencias. Puedes acabar muerto o en la cárcel.”

Larry Greenwalt, un entrenador voluntario del club de ajedrez, mencionó los principios de este juego: La batalla se da en el centro del tablero, no en las orillas. Los jugadores que únicamente mueven las piezas de las orillas, pierden. En las primeras 10 a 12 jugadas, los jugadores desarrollan sus piezas para atacar los puntos débiles de su oponente. El objetivo es el capturar al rey del contrincante. Si no identificas las piezas, acérate con un instructor para que te explique.

El jugar ajedrez ha hecho que las notas escolares de muchos niños suban. Les ayuda a enfocarse, a usar el pensamiento crítico y a formular estrategias. Además, el club les da un lugar seguro a donde pueden ir. La detective Boulin dice que el ajedrez saca a los niños del ambiente riesgoso en el que viven. Les ayuda a que su mente descanse. Solo se concentran en el juego. Pueden ser niños.

Puedes consultar su página de Facebook: Detective Cookie Chess Club.