¿Por qué se Gestó Historias de la Lotería?

Los derechos humanos nos protegen a todos. En el año 2011 se hizo una reforma a la constitución de los Estados Unidos Mexicanos para incorporar a los derechos humanos en la misma y se estableció una obligatoriedad para los servidores públicos de incorporar a estos derechos en todos los niveles de la educación.

La enseñanza de los derechos humanos a la población es una tarea titánica que también implica una enorme inversión. Los presupuestos de las comisiones de derechos humanos no son suficientes para cumplir con este objetivo. Es allí, donde el tercer sector, el de las organizaciones sociales pueden sumarse. Sociedad y gobierno podemos trabajar por un mismo fin.

Es así como nace la idea de escribir un libro para ayudar a enseñar los derechos humanos, Un libro de cuentos, es un medio amigable y de fácil comprensión para formar una cultura en derechos humanos. Mientras más conozcamos sobre estos derechos, habrá menos posibilidades de violación a los mismos y el tejido social se verá favorecido.

Además, todos los cuentos de Historias de la Lotería promueven valores universales de lo que se considera correcto. El fomento de los valores entre los niños los va enseñando a tomar mejores decisiones, los hace responsables de sus acciones y les ayuda a definir el rumbo de sus vidas. El trabajo con los niños en relación con los valores ayuda, así como los derechos humanos, a fortalecer el tejido social.

En Historias de la Lotería cada capítulo enseña un derecho humano diferente. Es un libro que no se tiene que leer de manera continua. Cada capítulo se puede consultar de manera independiente. En el capítulo 1 se presenta la historia del abuelo que lleva a su nieta a la feria y juegan lotería. Este cuento enmara a todo el libro. En el capítulo 28 se incluye una carta del abuelo con lo cual se cierra el libro.

En Historias de la Lotería hay un cuento para cada una de las 54 tarjetas del tradicional juego de mesa. Eso resultó en un libro bastante extenso, que se dividió en 28 capítulos que conforman sus tres tomos. Sugerimos que el primer tomo se lea en 4º grado de educación básica, el segundo en 5º grado y el tercer tomo en 6º. Así, los niños, durante 3 años estarán leyendo y realizando actividades para fomentar el conocimiento de los derechos humanos.

Para apoyar a los maestros en su ardua labor, la página de vivarama.global incluye sugerencias de planes de clase para que los docentes puedan aprovechar el material del libro. Así mismo, reconociendo la creatividad y experiencia de los educadores, también podrán compartir sus propios planes de clase. Cuando todos nos unimos por un mismo objetivo, el resultado es mucho mejor.